El enfrentamiento entre Chris Froome y Tom Dumoulin es el más esperado para la próxima temporada. Entre los dos se repartieron las tres grandes en 2017: el neerlandés se apuntó el Giro y, el británico, Tour y Vuelta, hito que no había conseguido nadie desde que se corren en ese orden. Sin verse las caras en toda la temporada, ambas estrellas esperaron para deleitarnos con su rivalidad a la crono del Mundial, donde Dumoulin salió victorioso y Froome se tuvo que conformar con el bronce. Un mero aperitivo de lo que muchos están ansiosos por ver: el duelo entre ambos en el Tour de Francia 2018.

Pero habrá que esperar. Habrá que esperar porque la Mariposa de Maastricht no tiene nada claro -aún- su calendario para la próxima campaña. Dumoulin, en una entrevista concedida a La Gazzetta dello Sport, no ha garantizado su presencia en la Grande Boucle, como muchos daban por hecho: “No lo tengo decidido, la verdad. Todo dependerá del recorrido”. El Tour lo hará oficial el 17 de octubre en el Palacio de Congresos de París. “Si proponen unas etapas que no me convienen, ¿por qué asistir?”, explicó el neerlandés. Dumoulin ya ha peleado por la general en Giro y Vuelta. El Tour, con 27 años y Froome como rival a batir, parece su próximo reto. ¿Acudirá?

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here